Steam Machines, ¿fracaso o logro?

Vender oro antes de picar la montaña, no es buena idea...

C

reemos que Valve se ha metido en una cueva con muchos monstruos, y para salir de ahí tendrá que hacerlo con un rifle láser de alta potencia. Eso si quiere sobrevivir a la competencia y al mercado de las consolas actuales. Existe un gran dilema al respecto: ¿las Steam Machines son consolas, ordenadores, o una cosa híbrida? Parecen consolas, pero son ordenadores…

Con la salida al mercado de las Steam Machines, hemos querido analizar y reflexionar sobre estos equipos, y ver si la mezcla de Alienware y Linux es un éxito o un fracaso. Tal vez es un poco “temprano” para analizarlas y asumir que no es oro todo lo que reluce y saber también que Valve ha querido vender el oro antes de picar la montaña. Con el sistema operativo SteamOS, conocida como Brewmaster basada en Debian 8.1 “Jessie”, se ha insinuado que quieren intentar igualarse o superar a los demás SO de otras consolas como Sony o Microsoft, incluso intentar igualar a Nintendo.

El hardware de los diferentes modelos de Valve es abrumador, mucha potencia y mucha capacidad, pero, ¿esta mezcla ha conseguido su objetivo, o no ha superado el hype producido?. Como podéis ver, tenéis varias versiones y diferentes precios a vuestra disposición.

Hay que indicar que, a día de hoy, estas Steam Machines están limitadas a un análisis gráfico más profundo, ya que en otros sistemas, podemos utiliza el 3DMark o PCMark para comparar y observar las estadísticas, gráficos y cifras de la renderización del sistema. Con procesadores intel i3, i5 e i7, podemos asegurar que rendirán con total fluidez en la consola. Aún así, la optimización de los procesadores con Linux aún está por ver si congenian para dar lugar a una jugabilidad ligera. Resaltar que los diseños iniciales de Alienware, Syber y Zotac, son muy diferentes en rendimiento y en precios.

El enorme cambio ha sido que la consola se centra en el sistema operativo SteamOS, con opciones de biblioteca, fluidez de carga, un navegador web complicado y difícil de usar con el controlador de Valve. El gran problema es que no todos los juegos de Steam en Linux se pueden jugar en la Steam Machine, un gran fallo que le podría costar su futuro que se compensa de alguna manera con conectar teclado y ratón con total facilidad en la consola. La configuración de sonido por defecto deja mucho que desear. Con sonido en mono y sin subwoofer la máquina queda muy atrás para conseguir un sonido auténtico en los juegos. También tenemos dudas sobre si Linux funcionará en los videojuegos. Actualmente según el medio digital Xataka, aproximadamente el 95% de los jugadores juegan en Windows, el 3.50% en OS X y menos del 1% en Linux.

La publicidad y marketing de la consola ha creado unas espectativas muy altas, no reales y lejos del actual mercado del videojuego. Se publicitó que existirían más de 1500 juegos para la consola, cosa que no es verdad y solo un porcentaje muy bajo se puede jugar 100% con la calidad gráfica que nos han vendido. Podemos jugar a lanzamientos antiguos y sin interés como Wasteland 2 o Shadowrun Returns. Sin embargo, a día de hoy, hay algunas sorpresas en la biblioteca de Steam  que pueden interesarte para probar la Stema Machine como Civilization 5 y XCOM: Enemy Unknown. La falta de configuración de los controles por defecto en algunos juegos es desesperante y a veces un calvario, ya que debemos configurar manualmente muchos de las teclas que ya vienen por defecto en un ordenador normal. La culpa es principalmente de los controladores y la falta de actualización en los mismos.

La conclusión en general, es que la consola-máquina-ordenador no es rentable a día de hoy. Por el mismo precio podemos conseguirnos un buen ordenador con Windows y con todos los dispositivos configurados correctamente. La salida al mercado de esta consola, no será positiva para el mercado y no tendrá una repercusión muy alta. El hype de la consola ha caído como un avión sin combustible y esperemos que no lo vuelvan a intentar…

¿Me compro el mando de Valve?

Cierto es que la consola no tiene buenos análisis en la comunidad gaming, recordemos que el sistema es algo tosco y aún le quedan algunos meses o años para madurar y que todo esté a pedir de boca para el usuario normal. Pero tranquilos, la contrapartida es el Steam Controller.

Lo tremendamente atrayente del mando es la forma, el diseño y la utilidad. Es un gamepad integro y ligero, con altas expectativas y proyecciones para un futuro no tan lejano. Los 60€ que cuesta están bien gastados y rentabilizados a corto plazo, siendo considerado uno de los dispositivos del año. Entre sus características más importantes está la conexión inmediata a vuestro ordenador, ademas de intentar olvidarse del teclado y ratón y pasar a una experiencia directamente independiente al jugador.

Con una valoración positiva de los usuarios de Steam que superan el 80%, el Steam Controller se puede adquirir en prácticamente cualquier plataforma online (ebay y por supuesto Steam). La sensación al tacto y la vibración por zonas, otorgan al mando una experiencia al jugador bastante única que otros gamepad no ofrecen. El mando es cómodo a más no poder, tanto, que no hará falta moverte del sillón para cambiar de dispositivo. En las próximas navidades cae seguro….

Deja un comentario

avatar
no hay comentarios