Un machango registra las marcas RetroPie y Emulation Station para su uso comercial

Los desarrolladores oficiales buscan ayuda legal

Hay gente que necesita una patada en los cojones. Así, sin paliativos. Este es el caso de un tal Aditya Rawat que ha registrado en los Estados Unidos las marcas RetroPie y Emulation Station como suyas con fines comerciales. Los desarrolladores oficiales y la comunidad de RetroPie están centralizados en el Reino Unido -un abrazo @aredhel-ringeril- pero ya han sido informados de que están cometiendo una infracción al usar esas marcas, y están buscando asesoría y apoyo legal para determinar como han de proceder.

No contento con realizar esta fechoría, el agüita rallada este también ha mandado demandas a otras tiendas que venden packs de Raspberry Pi con RetroPie, o simplemente indicando que son compatibles con Retropie.

En los foros de la comunidad han logrado descubrir que el registro de la marca está asociado a una tienda no autorizada, de nombre RetroGamingConsole.com -bastante descriptivo, con lo que ya se ven las intenciones- que no nombra para nada a los desarrolladores oficiales, al software oficial, ni nada que se le acerque por asomo. Ademas, hay un vendedor en Ebay con el mismo nombre.

Los que nos movemos en el mundo de la emulación y somos  usuarios y aficionados a todo lo referente con la Raspberry Pi, sabemos que esta pequeña maravilla ha dado cancha a bastantes pícaros que intentan hacerse el agosto vendiendo sistemas con una distro preinstalada, una carcasa, y unos mandos USB. Por suerte, no son todos, y hay productos de muy buena calidad con un precio totalmente justificado. Pero este caso es bastante peor y mucho mas grave, porque va hacia la linea de flotación de uno de los paquetes de software que más arraigado está y que más mueve dentro de la comunidad, y sienta un horrible precedente.

La facilidad para los registros de marcas en los Estados Unidos ha dado alas desde hace años a multitud de estafadores y de empresas que solo viven de registrar y reclamar. ¿Recordáis el caso de Tim Langdell y el uso de la marca Edge? Es el mejor ejemplo dentro de la industria del videojuego de este caso. En este caso, vemos que un software muy usado y generalizado puede verse forzado a cambiar de nombre, perdiendo parte de su identidad, o directamente cesar el desarrollo y retirarlo de la web. Y otras distros podrían correr la misma suerte. Recalbox también hace uso de Emulation Station como su menú, y podrían sufrir lo mismo al estar localizados en Francia si otra persona en los USA decide registrar su marca porque si.

Ya son muchos casos en Estados Unidos, desde hace años, donde un simple registro de una marca, que es algo sencillo de hacer, provoca verdaderos terremotos empresariales, laborales, e incluso personales. Y es debido a que es treméndamente difícil demostrar el falso registro de una marca, porque se exige que debe haber intención clara, patente, y demostrable, de que el objetivo de ese registro es mentir explícitamente. Yo no se de leyes, pero por lo que leo, es un proceso muy complicado y con muchos agujeros que casi siempre da como victorioso al registrador último.

Estaremos atentos a lo que pueda ocurrir en este caso con todo el interés del mundo.

Fuente Techraptor

Deja un comentario

avatar
no hay comentarios