The Division al borde del precipicio

Parece que no aguantará mucho si no hay soluciones al respecto

Después de que Ubisoft sacara a la luz The Division, se convirtió rápidamente en el juego más vendido de la compañía. Aunque, unas semanas después, muchos jugadores han mostrado su mala recepción experimentando varios errores y fallos graves en el juego, poniéndolo en una situación casi critica, por no decir al borde del precipicio. Eso sin contar que según las últimas cifras, el 80% de los jugadores activos del juego se ha ido del mismo sin ninguna explicación coherente. Bueno si, que el juego tiene más fallos que arreglos. Es cierto que aún queda mucho por mejorar, pero las primeras impresiones dejan mucho que desear, aunque esperemos que esto se arregle…

LO QUE DESTACA

Después de haber jugado más de 70 horas, podemos intentar definir y analizar el juego. La modalidad y el formato shooter-RPG es casi único, Ubisoft si ha hecho la tarea en este aspecto, mostrando un sistema muy diferente al resto de la competencia y creando un estilo algo más detallado y original. La historia es original y no cae en los tópicos clichés de zombies o humanos viralizados mutantes que los vuelve super héroes y arrasan una ciudad entera. El contexto es sencillo: en un futuro cercano post-apocalíptico, una rara enfermedad se ha extendido como un virus por New York, provocando un caos generalizado. El jugador deberá restablecer el orden en la ciudad, formando parte de “Strategic Homeland Division (SHD)”, conocido como “The Division”. Podemos interactuar con el mapa donde podremos encontrar una infinidad de documentos, móviles, portátiles y drones, para comprender y analizar más en profundidad que ha pasado en la ciudad, la historia se completa y se entiende con estos dispositivos electrónicos.

The Division, se ha marcado un tanto importante a lo que la programación de los NPCS y la inteligencia artificial se refiere. Se puede interactuar con la población que deambula por las calles, como por ejemplo dar comida, darles botiquines, o escuchar las conversaciones de los mismos (en ocasiones coleccionan ratas). Estos detalles se agradecen ya que siempre da un poco más de realismo al juego. Hay que destacar que todos los objetos del mapa, incluido los coches, cristales, maletas, estaciones de autobús, son destruibles.

Las actualizaciones y DLCS serán grandiosos (o así nos lo venden). Si todo esto es como Ubisoft lo plantea, será uno de los juegos online mas completos del año, y adquiriendo una Season Pass, puede ser el mejor regalo del año que te puedas hacer.

LO QUE LE FALTA

Ahora entramos en modo rage. Los errores son tantos, que parece que el juego está “dividido”. Estos están a la orden del día y los problemas con los servidores son como el pan de cada día. Por ejemplo, la conexión y el lag se denotan bastante y eso desmejora mucho al juego, provocando muertes absurdas de jugadores, enemigos que desaparecen, objetos que no cargan y un sin fin de problemas. Lo más cómico es que cada cierto tiempo, entras con toda tu ilusión al juego para hacer las misiones diarias que debes completar para conseguir puntos Phoenix y te das cuenta que simplemente no existen, el jugador no puede hacer nada ese día en el juego. Ubisoft publica ese mismo día en sus redes sociales alguna disculpa, y nos aseguran que al día siguiente si estarán estas importantes misiones, A parte, los problemas visuales y de acoplamiento en los mapas, dejan al jugador en una situación decepcionante y a veces confusa.

La Incursión es una zona del juego muy complicada, asemejándose a un “boss” que nos recomienda tener una puntuación de equipo por encima del 140. Esta cifra está muy alejada de la realidad, ya que, accediendo con otros 3 jugadores se requiere, como mínimo, un rango mínimo de 175, y esto, teniendo mucha suerte y estando muy sincronizados con el equipo, podrás pasártelo. Y como no, también debemos de comentar que hace solamente dos semanas, los jugadores podían acceder a una parte de esta Incursión a través de un bug del juego, pudiéndose pasar esta difícil parte del juego sin casi ningún problema ni esfuerzo, adquiriendo objetos únicos. Aunque los programadores se dieron cuenta por los gameplays de algunos jugadores por Youtube, estos consiguieron una gran cantidad de objetos, que ahora siguen teniéndolos.

También, la programación del juego ha sido un gran problema para Ubisoft. Los constantes exploits y programas de modificación de código, podían modificar el juego en local. Parte de los archivos no se creaban en la nube de Ubisoft, dando pie a que muchos jugadores pudieran tener vida infinita, munición infinita o daño infinito, provocando la muerte instantánea a otros jugadores. Claro, en la zona oscura (PVP),  los jugadores se encuentran para poder enfrentarse a enemigos muchos más difíciles, y de paso, eliminar a otros jugadores. Al hacer esto, los jugadores se convierten en el juego a rango de renegado durante un tiempo, pero con los exploits y programas, casi son invencibles de eliminar y no tienen ninguna desventaja ni castigo. Esto hace del juego, un aburrimiento absoluto cuando se llega a un nivel. Aunque Ubisoft ha anunciado que dentro de poco van multiplicarse exponencialmente los baneos permanentes en el juego para los que hagan trampas, y tendrán que reescribir el código de red desde cero, es un gran problema para los jugadores que ya llevamos tiempo esperando esos “arreglos”.

Glenn Fiedler, un programador que lleva más de 18 años en el mundo de los videojuegos, ha criticado duramente al juego. Cree que está roto, muy roto, y que no va a durar mucho si los fallos persisten y no se arreglan rápidamente. Falta mucho que hacer y el juego está a las expectativas del jugador. Pero a la larga, los problemas y la dificultad aburren al jugador, y para más inri, la otra fase de incursión que salió el 24 de mayo, algunos la tachan de imposible. Esperemos que ante el poco tiempo que lleva el juego en activo, podamos disfrutarlo más sin problemas técnicos de por medio. 

¡Llegan los refuerzos!

Y los jugadores se organizan. ¿Cómo?, pues recientemente, ante la gran cantidad de jugadores, donde su único objetivo es eliminar y no dejar jugar a los otros jugadores, convirtiéndose en renegados, se ha creado un pequeño clan llamado DZPD para combatir esta injusticia. El jugador TGC_N3RDSHACK252 ha sido el fundador de este pequeño clan, que a día de hoy tiene 800 miembros, todos para eliminar a los renegados de la zona oscura y poder jugar sin problema. Independientemente de la labor de justiciero que tienen en el juego, el clan DZPD, cuenta con un incentivo que no existía en el juego originariamente. El fundador cuenta:

Todo en el juego apunta a la anarquía y al caos, pero la DZPD ayuda a aportar algo bueno. A la gente le gustó ese lado del juego y también disfruta del elemento de role-play que no encontraron en el juego original, pero que han encontrado aquí

conclusión

Básicamente, el juego debe mejorar y mucho. Ante la última actualización donde se le añade al juego una incursión mas, siguen existiendo fallos abismales como la eliminación de algunas cuentas de jugadores, que directamente no pueden jugar o tienen su personaje a nivel 0. Muchos medios especializados han analizado el caso del The Division, intentando explicar porque existió una fuga de jugadores tan grande del juego, ya que casi el 80% lo abandonó. Algunos lo explican por la salida de Overwatch, otros por la salida de Doom, otros por las actualizaciones de GTAV Online, aunque otros explican tajantemente que el juego está roto. Esperemos que ante la nueva actualización que Ubisoft quiere sacar podamos recuperar algo del espíritu del juego. El 26 de Junio, podremos jugar a la nueva expansión.

Deja un comentario

avatar
no hay comentarios