QueDeponios no estaba muerto (o lo que ha sido el 2015)

Pero el susto nos lo hemos llevado

N

o hay que ser muy astuto (bueno, puede que sí) para darse cuenta de que hace un montón de tiempo que QueDeponios no daba señales de vida. Muchos pensaréis que simplemente es un vago de mierda, que aunque también es verdad, es que estaba espiando a las grandes empresas del videojuego. A partir de aquí os contará él mismo su experiencia:


Bueno, todo empezó en el día que descubrí que era daltónico. Al principio me asusté, pero con el tiempo me di cuenta de que era un superpoder como cualquier otro, y se me acabó pasando por alto que lo tenía.

Hasta ahí todo bien. Pero un día estaba esperando para cruzar un semáforo a toda pastilla para llegar a mi casa, por que según decían se habían filtrado en internet unas fotos de la guapísima actriz Javier Almenara desnuda en internet. Con las prisas y todo se me olvidó que yo confundía el verde y el rojo, así que cuando eché a correr a toda pastilla resulta que el semáforo estaba en rojo. Y me atropelló un camión. De cornettos.

Así fue como morí.

Llegué al limbo, y tras dejarme la espalda por intentar pasar por debajo de un palo, conocí a gente muy chachi. Primero vi a Wes Craven, luego a Mufasa, y por último… la ví a ella. Llevaba un tiempo muerta, pero seguía pareciendo sexy. Tenía unas grandes curvas y la podías tocar por delante y por detrás. Se hacía llamar “PS VITA”. Empezamos a hablar y nos caímos realmente bien, Bueno, nos tropezábamos.

Yo era feliz allí, pero de repente oí como alguien se enfadaba. Yo lo reconocí. Era Iwata.

“San quivocao” decía él con acento japonés “me kawaii en todo lo kawable” repetía. Tras replanteármelo un par de veces, me decidí a preguntarle que qué había pasado. Me acerqué adonde él estaba, rodeado de otros desarrolladores de videojuegos que también habían estirado la pata hacía tiempo. No me esperaba para nada su reacción.

Al acercarme, me miró y se lanzó encima mío. Puede que estés pensando “pareces un boyband, estarás acostumbrado a que se te tiren encima”. Bueno, sí, pero no abuelos japoneses. Al engancharse en mi cuello empezó a insultarme en japonés, y cuando se calmó me explicó qué estaba pasando.

“Escucha bien” me dijo con un tono pausado “ha habido un gran malentendido… desu” yo le miré extrañado ¿qué podría haber pasado? “Tu cadáver y el mío… han sido… cambiados….. nyan” Yo me quedé pálido, habían cambiado nuestros cadáveres. ¿Cómo? ¿Por qué? Esas preguntas nunca serán resueltas, así que sigamos.

PS VITA se acercó a mi y me susurró “puedes volver, solo debes cambiarte por otra cosa”. La teoría era que si yo me llevaba al limbo a otra persona, podríamos intercambiarnos, y de esa manera yo resucitaría. Y eso es lo que hice.

Me presenté ante el lider de la maldad, el terror de todos, capas de destruir la integridad mental de cualquiera, allí estaba… Lucifer, o como le llamaban ahí… “Deberes para vacaciones”. Me preguntó que a quién quería intercambiar, que podría ser cualquiera, tan solo con decir su nombre sería suficiente para matarlo. Abrí la boca para decir su nombre:

-Geppetto.

Puede que no le veáis el sentido, es más, yo tampoco, dije su nombre porque me hacía gracia, me daba igual dejar huérfano a un chaval de madera, es más seguro que me iba a dejar volverme a sentar en su cara otra vez.

-¿Cómo se escribe eso? – me preguntó “Deberes para vacaciones”.

-Con dos Pe y Te – respondí.

Aquí fue cuando se jodió, Lucifer estaba grabando un audio de wasap para mandárselo a la muerte, pero resulta que su móvil tardaba un poco en empezar a grabar, así que simplemente le envió un audio en el que decía “P.T.”

Desperté en medio del entierro de Iwata. Ahora no te puedo decir cómo reaccionó la gente allí presente, simplemente me miraron con cara de sospecha. Creo que me pidieron que si podían hacer un Amiibo basado en mi. Les dije que hicieran lo que quieran.

Mientras tanto, se estaba montando muy gorda en Konami. P.T. estaba desapareciendo, y no podían evitarlo. Kojima apostó que podía recuperarlo o, de lo contrario, se haría prostituta de lujo. Perdió.

Yo intenté ir a solucionar esto, pero no sé como acabé en las oficinas de Square Enix. No preguntéis cómo llegue a hacerme ese lío. Al llegar a las oficinas lo ví, “Final Fantasy VII remake”, pero ellos también me vieron a mí. Me ataron a una silla y me hicieron una serie de preguntas, la primera, que cual era mi personaje de barrio sésamo favorito.

-Blas no, el otro.

-¿Y tu elemento de la tabla periódica favorito?

-Pues… el Na.

Entonces decidieron hacer el juego por Episodios.

Al salir de ahí tropecé con un pobre hombre e hice que se cayera por las escaleras. Le dejé paralítico, así que cogí una tarjeta to molona que tenía el reciente lisiado en la que ponía “encargado de llevar Batman: Arkham Knight a PC”

En el avión de vuelta a España me encontré también con el programador del Battlefront y le pregunté que para qué quería una campaña, si la que llevan los personajes del Final Fantasy XV ya es demasiado grande, y bueno, dejó el juego sin campaña.

Fue un viaje muy guay, la verdad.

Así que bueno, ya estoy de vuelta, me lo he pasado muy bien y creo que no he hecho daño a nadie… Bueno, excepto al hombre al que dejé paralítico.

Deja un comentario

avatar
no hay comentarios