Hablemos un rato de Devolver Digital

Nuevos enfoques para viejos caminos

Se abre el telón, aparece una presentadora del E3. Comienza a hablar sobre las últimas novedades de una compañía independiente de videojuegos que se ha hecho un hueco en el mercado por sí misma. Ante la euforia general, pega dos tiros al aire para callar al público. Se cierra el telón, ¿cómo se llama la película?

Esta introducción manufacturada en conjunto por @selectfool y un servidor, sería un buen resumen del estilo de esta distribuidora. Pero Devolver Digital es mucho más. Que su conferencia fuera pregrabada no es casualidad ni falta de previsión, estos tíos saben muy bien lo que hacen. A medida que me iba informando para redactar, una pregunta se alojó en mi mente hasta el punto de ser el pilar clave de este artículo: “¿qué nos quieren transmitir con esto?” Pero antes de contestarla, dejadme enseñaros un poco de historia…

Hubo una época, allá por los años 80, en la que músicos de todo el mundo se mandaban sus trabajos a través de fanzines. Eran tiempos diferentes a los que vivimos ahora. Las cintas rulaban por correo y para contactar con esos australianos que te caían tan bien tenías que mandarles una carta. Más tarde, surgirían los sellos discográficos, independientes y mainstreams. En MTV sonaba Metallica y aquella ola del Thrash Metal que a día de hoy distan mucho de lo que fueron. Las escenas undergound del metal y el punk florecían en todo el mundo: Florida, Inglaterra, Suecia y Noruega por contar las que mejor conozco.


 

Pero esta edad dorada no duraría mucho, el mercado cambió de dirección y los vientos dejaron de ser tan propicios para estos sonidos como lo habían sido antaño. Pese a no desaparecer el movimiento underground, sí que se refugió en círculos de nicho. La llegada de internet democratizó la cultura llevándola a todo el mundo a golpe de clic y así, estas obras se repartieron por foros de todo el mundo a la espera de que jóvenes inconformistas las encontraran. Nunca olvidaré aquella frase de Frank Zappa la cual decía que “en la era de Internet la cultura pop (el mainstream) venía a tu encuentro, lo podías encontrar en cualquier escaparate, pero que al underground tenías que ir tú”.

Creo que este espíritu de rebeldía está presente en la escena indie y en cierto modo la historia está tomando otro camino. Las redes sociales son el vehículo perfecto para llevar a la fama una obra y Devolver Digital lo sabe. Alquilar un camping y llenarlo de caravanas para que estés de fiesta-rave con los desarrolladores en lugar de estar sentado en el E3, es una gran estrategia de marketing. La experiencia orgánica de conocer a los tipos que hacen los juegos es mucho más memorable que sentarse a ver una lista de anuncios en una pantalla fría. Esto es algo que las grandes compañías no conciben, tanto público como desarrolladores son personas y la mejor forma de conectar es a través del diálogo.

Mi primer acercamiento a esta editora fue con el archiconocido Hotline Miami hace ya unos años, cuando era jóven y todo esto de los indies me sonaba a chino. No fue hasta que Undertale llegó a mis manos que me di cuenta del trasfondo y el peso de todo este movimiento. Este formato de producción de obras cuenta con una libertad creativa que difícilmente encontramos en la industria de los Triple A, donde los artistas están encadenados a las juntas de productores que a través de su dinero sesgan la creatividad y la experimentación. Devolver Digital rechazó este modelo, apoyando a los estudios con la única condición de que el producto final tiene que alcanzar los estándares de calidad que son la insignia del sello. Por favor, ¿soy el único al que le maravilla esta forma de hacer las cosas? Que esta gente haya llegado tan lejos y hacerse un nombre en la industria es una señal del glorioso futuro que espera a los vydia. Si hasta Serious Sam se encuentra en su catálogo, considerándose a Serious Sam’s Bogus Detour como una de las mejores entregas de esta saga al reunirse en ella los mejores puntos de cada uno de las anteriores entregas. Los españoles Deconstructeam lograron recaudar 17.000 euros para financiar su juego Gods will be watching y Devolver dobló esa cantidad. ¿Qué nos quieren transmitir con esto?

Compromiso.

En una era en la que se aplaude que un título no incluya micropagos o DLC’s, Devolver apuesta por el ARTE, así, en mayúsculas. Por artistas que hicieron siempre aquello que sintieron a pesar de no contar con un patrocinio titánico. Este es el futuro que este medio necesita y merece. El futuro por el que debemos luchar a través de nuestra única arma, el dinero. No soy quien para decirle a nadie en qué gastarse lo que gana, pero por el precio de un Call of Duty puedes apoyar a auténticos héroes y jugar a juegos que van más allá de un mensaje sesgado por una cúpula de buitres a los que solo les importa la recaudación. ¿Cuántas historias sobrecogedoras se habrán quedado por el camino? ¿Cuántos soñadores han perdido su llama y juventud trabajando en algo que ni les llena ni les ilusiona? Como consumidores tenemos que asumir que nuestras acciones tienen peso político y que lo que se libra en Steam es una auténtica guerra aunque no lleguemos a percibirla. Sé que podría estar sonando catastrofista, pero la situación es tal cual la cuento. Y quiero dejar claro que jugar o adquirir triples A no está mal ni es inmoral, pero los indies deben ser prioridad porque son nuestra mejor baza para que las cosas cambien a mejor.

 

Mientras jugaba a Hotline Miami para redactar este artículo, tenía la idea preconcebida de que los enfoques filosóficos que se aprecian en esta obra eran lo que Devolver buscaba, pero ahora mismo no lo tengo tan claro. Creo que el modelo de Devolver atrae a estos artistas de vanguardia a crear con ellos y no al revés. Este trasfondo no es algo que estuvieran buscando, sino que fue fortuito, fruto de la casualidad y de querer hacer las cosas bien.

Para ir concluyendo, me gustaría recalcar el optimismo que siento ante estos tiempos que estamos viviendo. Una pequeña distribuidora se cuela en el mayor evento de videojuegos del mundo a pegar tiros (literalmente). Sencillamente asombroso. Los videojuegos se encuentran en el punto en el que se encontraba el cine a principio del siglo pasado. Tenemos todo un mundo que ganar y nada que perder, salvo políticas abusivas. Recordadlo.

avatar
1 Hilos de comentarios
0 Hilos de respuestas
1 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo del comentario mas candente
1 Autores de comentarios
Juan Granados Autores de comentarios recientes
nuevos viejos mejor valorados
Juan Granados
Miembro

Devolver ha sabido hacerse de un nombre y de títulos de calidad. No es de extrañarse que en el futuro tenga su propio launcher de juegos o tienda(desconozco si ya tiene alguno de los 2) y pueda hacerse un pequeño espacio en nuestros ordenadores. Para tener siempre presente la escapatoria de los triple A y de los juegos de solamente lucrar y que no te cuentan nada. Ese espacio para el arte