Reggie Fils-Aimé abandona Nintendo para ocupar el lugar de Phil Spencer como cabeza de Xbox a nivel mundial

Microsoft inicia con este movimiento un agresivo plan para recortar el poderío de Sony en los mercados

A última hora de ayer saltaba la impactante noticia de que el conocido Reggie Fils-Aimé, antiguo jefe de marketing para Estados Unidos de empresas como Pizza Hutt, cerveza Guinness y la propia Nintendo, y que ocupaba actualmente el cargo de presidente de Nintendo of America, ha aceptado una mareante oferta económica para incorporarse de inmediato a Microsoft Games como jefe de operaciones. Adicionalmente Reggie ha obtenido de la empresa de Redmon la promesa de plenas libertades a la hora de confeccionar los nuevos objetivos de la marca Xbox y de la futura consola que sustituirá a la One.

Esta incorporación supone además la salida de Phil Spencer de la dirección de la sección de videojuegos, pero no de Microsoft, ya que a partir de ahora será el nuevo responsable de la suite Microsoft Office a nivel mundial. Aunque la nota de prensa de Microsoft habla de una reorganización de puestos directivos todo apunta a la intención de la compañía es la de impulsar la marca Xbox entre los segmentos más jóvenes, donde Nintendo tiene una cierta ventaja, pero que parece menos dominante que la de Sony en los juegos más adultos, donde se ha comido la mayoría del mercado.

Aunque la noticia se hizo pública ayer la contratación venía gestándose durante el último mes y por lo que parece las supuestas vacaciones de Reggie de dos semanas —las primeras desde que llegó a la presidencia— no eran sino una forma de gestionar el difícil traspaso de poderes. Según los conocedores de la negociación ha sido muy importante para Reggie, padre de tres hijos, poder seguir viviendo en la propia ciudad de Seatle, sede de Nintendo of America y que se encuentra a poca distancia de base de operaciones de la propia Microsoft.

Pese a que aún no tenemos declaraciones oficiales sí que fuentes de alto nivel de la compañía han confirmado algunos movimientos urgentes que se están empezando a producir en el departamento de videojuegos, ya que Reggie y Microsoft quieren llegar al próximo E3 con una enorme batería de novedades en la que puede ser su gran oportunidad. Recordemos que, tras el abandono de Sony, ellos serán la única de las grandes marcas en tener su propia conferencia. Entre los cambios que se están barajando está la reaparición de Kinect, un accesorio que ya está desarrollado y del que Reggie piensa que ha sido infrautilizado e infravalorado. Con Kinect el mercado más “casual” e infantil puede tener un importante auge dentro del ecosistema Xbox.

Para reforzar la imagen de marca se ha encargado a Ninja Theory, una de sus más importantes desarrolladoras que posee Microsoft, la creación de un juego de lucha con la plantilla de personajes propios de Xbox y se baraja como título posible Xbox Ultimate Fighting Challenger, con Master Chief y Marcus Fénix como figuras principales. De la misma forma Obsidian ha detenido el desarrollo del que iba a ser próximo título —The Outer Worlds— para comenzar el diseño de un juego de rol con tintes humorísticos basado en el mundo de Halo, en lo que se pretende que sea una mezcla de estilos entre Mass Effect y los Mario & Luigi RPG.

Seguiremos las noticias derivadas con enorme interés durante los próximos días.

3
Deja un comentario

avatar
1 Hilos de comentarios
2 Hilos de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo del comentario mas candente
3 Autores de comentarios
LenkoJavier AlmenaraJuan Granados Autores de comentarios recientes
nuevos viejos mejor valorados
Juan Granados
Miembro

Si no hoy no fuera hoy, pensaria que esto es verdad por lo bien redactada que esta la noticia

Javier Almenara
Editor

Es que tenemos unos redactores que son gloria pura, una bendición divina.