Intento de informático, aficionado de las artes audiovisuales, enamorado de los videojuegos desde que me hicieron llorar como un traicionado por la muerte de una niña de cabello ceniciento, reír como un descosido junto a un “weaboo” con una katana láser y superarme día a día en competitivo.
Right Menu Icon
Ir a la barra de herramientas