La arquitectura Turing y Pascal

Nvidia gana en tecnología

En los últimos tiempos, la guerra comercial entre AMD y Nvidia es más que notable, y estas dos superpotencias de la industria, sacan con muy poca diferencia de tiempo, productos con una calidad notable. Pero no estamos aquí para hablar de AMD, aunque el símil que yo hago habitualmente en las conversaciones cercanas es que AMD la asocio más a un Ferrari y Nvidia a un Ford Mustang. Las dos marcas están constantemente en un duelo mercantil difícil de esconder. Parece ser que las últimas críticas y reviews en los medios del sector de los videojuegos, señalan claramente que Nvidia, con su tecnología Turing, va a posicionarse en la parte más alta de la venta de las gráficas. 
 
Debemos tener en cuenta, que la finalidad de una tarjeta gráfica, es tener un rendimiento y potencia inmejorables, y que tenga unos FPS constantes y altos. Pero recientemente, los usuarios no se enfocan exclusivamente al hardware, podemos tener una gráfica con una memoria RAM de 8GB OC que pueda mover hasta el juego más exigente, pero sin una tecnología que no pueda controlar esa potencia, no serviría de mucho. La forma en que estas tecnologías procesan estos datos es primordial. 
 
Para enfocarnos más al tema a tratar, vamos a explicar en que se basa la tecnología Turing (más reciente) y la Pascal (la antecesora). Como nota a pie de página, recordamos que la tecnología Volta está en medio de las dos, y la Maxwel y Kepler son las más antiguas. Así que si eres nuevo/a y no sabes de estas tecnologías y tienes una Nvidia, te invito a que investigues por tu cuenta y veas cual tienes integrada en la gráfica. Aunque la tecnología Turing salió en verano del 2018, aquí te dejamos la presentación para que puedas analizarla. 
 
¿Pero realmente vemos que Nvidia está ganando la guerra?, vemos que la tecnología en la que se asientan estas marcas es la base fundamental del rendimiento de las mismas, y no vemos por parte de la competencia un movimiento estrategico para combatir estos productos. Recientemente, hemos visto que Nvidia ha sacado su asequible y potente serie 1660 y 1650 (pero sin Ray Tracing ni Tensor Cores), y la única respuesta comercial que ha tenido AMD es bajar el precio de sus productos. ¿AMD está bloqueada ante la arquitectura de Nvidia? 

TECNOLOGÍA PASCAL

Para conocer más sobre más sobre la arquitectura Pascal, comenzaremos diciendo que para algunos ya está obsoleta. Pascal representó el inicio del éxito del empuje de Nvidia al mundo gaming, aunque no podemos recordar un pasado notable. Con Pascal, mejoramos en velocidad con respecto a su arquitectura antecesora (Maxwel), siendo 10 veces más rápida. También tuvo su éxito por su gran capacidad en el Deep Learning que a día de hoy está en un auge absoluto. La velocidad en la gestión de grandes cantidades de datos (Big Data) han posicionado a Nvidia en una situación de ventaja con respecto a la competencia. También vimos una evolución importante con el consumo energético y sobre todo, por su estabilidad a la hora de procesar y renderizar en software de diseño. Nvidia remarcó que los transistores FinFET son de extrema importancia a la hora de marcar la diferencia.
 
Finalmente gracias a su diseño de hardware 3D hace que la “fuga energética” sea mucho menor rindiendo más, así que independientemente del software interno que gestiona la gráfica, hemos visto que el hardware también ha tenido una mejoría para que la potencia se vea aumentada. En el mes de marzo del 2019, hemos podido observar, que la venta de las gráficas con tecnología Turing fue mucho más elevado que su antecesor Pascal, ¿esto se debe a que los usuarios son conscientes de esta tecnología?, ¿o es simplemente una estrategia exitosa de marketing? 
 
Lo que es tremendamente curioso, es que en algo menos de 3 años, esta tecnología se quede casi “obsoleta” ya que la actual arquitectura Turing, ha sobrepasado en ventas a la Pascal, y por ende, esta tecnología ya no se utilizará para proyectos tecnológicos presentes o futuros. Sin embargo, como predice Raymond Kurzweil, 3 años de tecnología en este mundo acelerado tecnológicamente verifica que la singularidad está cerca.

TECNOLOGÍA TURING

Bajo mi punto de vista, debemos comenzar con una frase más que acertada; la tecnología Turing ha arrasado en el gaming con casi 25 veces más potencia que Pascal. Directamente debemos darnos cuenta que hay poca competencia al respecto, y a día de hoy está en el top de la potencia gráfica. Turing se asienta con dos poderosos núcleos de procesamiento en tiempo real RT y otros núcleos “Tensor” adaptados para la inteligencia artificial. Nvidia ha reivindicado que sus gráficas son las primeras en permitir el uso de algoritmos de trazado de rayos (ray tracing) en tiempo real, una tecnología destinada al diseño de imágenes tridimensionales capaz de simular efectos como reflexiones, refracciones y desenfoques de movimiento.
 
 
Este Ray Tracing deja pasmados a muchos de los jugadores por la facilidad con la que los juegos se adaptan al entorno gráfico. También tenemos el doble de potencia que nuestra anterior tecnología (Pascal), con unos 4.608 núcleos en procesamiento paralelo y 16 billones de operaciones de coma flotante (o ‘FLOP’) por segundo hacen que esta tecnología sea tremendamente potente. Tenemos que recordar que al igual que con Volta, Nvidia Turing está adoptando la memoria GDDR6 hasta los inimaginables 11 GB en el RTX 2080 Ti. Esta potente tarjeta gráfica, puede alcanzar hasta 14 Gbps, bastante por encima del Nvidia Titan Xp. Recordamos que Pascal registró una velocidad máxima de 11.4Gbps.
 
Toda esta tecnología está pensada sobre todo, para juegos con mayores requisitos técnicos o para la realidad virtual que poco a poco se está asentando en los hogares. Pero Turing ha conseguido que en los juegos tradicionales, no hay duda de que marca una actualización total con respecto a la Pascal. Y, con el tiempo, a medida que los conductores mejoran y los usuarios se preparan para comenzar a overclockear sus tarjetas Turing, veremos un rendimiento exponencial en la calidad gráfica. En lo que respecta al trazado de rayos, solo hay un título que lo admite en este momento: Battlefield V utilizando una técnica de representación híbrida: combinan tanto la rasterización tradicional como el trazado de rayos para producir velocidades de cuadro reproducibles. Sin duda, Turing es el presente y el futuro durante muchos años.
 

FUTURO PRÓXIMO

Aunque esta tecnología (Turing) esté arrasando el mundo gaming, tenemos que tener presente que existe una tremenda caída de la venta de las tarjetas gráficas. Hay varios factores y creo que una parte importante de esta caída es la venta de los SSD casi de manera obligada por los gamers. La velocidad de lectura y escritura de estos SSD hacen que los juegos vayan notablemente mejor, e incluso la diferencia es abismal, por este hecho, muchos jugadores descartan adquirir tarjetas gráficas nuevas. Por esto, los precios de los HDD están cayendo en picado viendo ofertas en Amazon de 8TB por menos de 170€, una auténtica locura. Esto, asociado al streaming de video como Netflix, Amazon Prime o HBO, es arcaico tener un HDD de 8TB para almacenar miles de películas. Aunque esto ya es meterme en camisa de once varas, pero creo que el futuro más inmediato está en Stadia y la jugabilidad por streaming, reduciendo considerablemente la compra de componentes informáticos en un futuro. No me gustaría la idea de que en un par de años, la compra de una gráfica o un disco duro sea algo “anormal”, pero parece ser que la industria va a tirar por ese camino. Según Hideo Kojima:
“Los juegos cambiarán drásticamente. Por supuesto, los juegos de consola de alta gama como los que se lanzan hoy en día se mantendrán. Pero la tecnología seguirá progresando, y podremos crear nuevos tipos de juegos con nuevos trucos. Yo también estoy muy ocupado, pero a mí también me encantaría dejar mi huella en este lado de la historia.” – Hideo Kojima – vía Dualshockers
 

Deja un comentario

avatar
no hay comentarios