Volamos sobre Batman – The Telltale Series: Episode 1

Alfred prepara un café cojonudo

La relación en mi vida con el caballero de Ciudad Gótica viene de lejos. Incluso antes de que Tim Burton lo popularizara con su adaptación cinematográfica del 89 la cual, a día de hoy, el tiempo no la ha tratado nada mal como se podria esperar. Recuerdo que la primera vez que cayó un comic de Batman en mis manos fue un verano entre un montón de tebeos de Mortadelo y Super Lopez. No, tranquilo no tengo una edicion de los 80 de El Regreso Del Caballero Oscuro, y ni siquiera se si se editó en España en esa década. Guardo un grato recuerdo de ese cómic junto con otro de Spiderman y del descubrimiento del mundo del cómic a través de dos obras tan diferentes como fueron las de Doug Moench o las de J.M. Dematteis. Desde aquel ratonero verano fuí un amante de los comics, casi que devorando todo lo que caía en mis manos, con clara preferencia por los dos primeros. La época de los 80 fue marcada para Batman con la salida del considerado uno de los mejores cómics de la historia, The Dark Knight Returns en 1986. Exceptuando las películas pezoneras de Joel Schumacher y mi alejamiento con el cómic en general, sigo de cerca todo lo que puedo al terror que aletea en la noche. Y precisamente por este motivo, como cualquier persona que se acerque a una obra de Batman por primera, segunda, o incluso quinta vez, volver a ver el drama de la muerte de los padres de  Bruce es ya como esa broma estirada del Slapstick sin ningún tipo de control o forma. Y en la obra de Telltale no iba a ser menos.

Si repasamos un poco la trayectoria de Telltale Games y sus doce años de trabajos, vemos como sus modestos comienzos con aventuras basadas en licencias de Regreso al Futuro o Parque Jurásico fueron una suerte de ensayo y error hasta que hace poco mas de 5 años, con la salida de The Walking Dead, dieron con la formula exacta. Desde entonces nos han regalado perlas como The Wolf Among Us, Tales from the Borderlands o Game of Thrones. Como me gustan las aventuras gráficas, casi tanto como en su dia los cómics, puedo decir que de esta ultima hornada me los he jugado todos sin ningún tipo de vergüenza. Y es por eso que la fórmula Telltale, al menos para mi, sufre de un marcado desgaste en este Batman – The Telltale Series. Eso sin entrar en detalles de su motor grafico, que necesita urgentemente una puesta apunto. El juego en si puedes tomartelo como un comic interactivo, pelicula animada interactiva o aventura gráfica. O una suerte de los tres en una combinación que, lejos de ser perfecta, lo solventa con un guión que podría sorprender hasta el mas fan del Detective de Gotham. Y esto en realidad, se podría aplicar a todos los juegos de Telltale.

Por lo menos con estos mimbres, han sabido adaptar la vida de Bruce al estilo Telltale de manera inteligente, tirando de guión y buscando una manera de que cuadre mas o menos en la historia que todos conocemos. Aunque el primer capítulo de esta serie, tarda mucho, mucho, pero muchisimo en arrancar, promete que nos llevará por pasajes hasta ahora desconocidos por muchos fans del murciélago. Lo que deja claro en esta primera entrega es que la sombra de Christopher Nolan es alargada y en vez de tener ese Batman que todo lo puede con la JLA en los cómics, no vamos a medir las costuras con la terrible corrupción de Gotham. Algo que tiene sentido y se ajusta a un ritmo de juego mas pausado típico de una aventura gráfica, por eso me parece inteligente forzar a Bruce a un encontronazo con Carmine Falcone, el villano de peso del juego. Al que aparentemente nos tendremos que encarar a él como Bruce Wayne, tomando decisiones que afectarán a todo el juego. Es muy posible que sea aquí donde Telltale brilla, dejando un poco de lado al caballero oscuro para centrarse un poco mas en una de las familias mas poderosas de Gotham. El primer capítulo al ser de introduccion solo coloca el suelo de la historia, pero parece lo suficientemente interesante como para que capte la atención de todo aficionado al personaje.

Pero todo esto sin descuidar al personaje de la capa negra, que tambien tiene sus momentos de glorias. Menos que su homólogo civil, pero de gran calado en la trama central. Además por una vez los intereses de Batman y Bruce están en armonía con la ciudad, y eso, amigos mios, si que es raro. Para no tener ningún tipo de acción directa, por lo menos nos dejan el modo detective. Nos limitaremos a rebuscar pistas, analizarlas y después vincularlas con otras para sacar una conclusión final a lo que pudo pasar en la escena del crimen.

Poco mas de dos horas y medias es lo que me costó pasar esta primera parte, manteniendo la fórmula de Telltale. Si fuera solo por los primeros 30 minutos de juego creo que no jugaría a ninguno capítulo mas. Pero el final es tan potente y lo saben llevar tan bien a ese clima que no me va quedar otra que jugar al segundo, a la misma Bat-hora y en el mismo Bat-Pc.