Analisis Shantae Half-Genie Hero

Hips don't lie

El género de las plataformas 2d es algo así como un buen amigo: lo conoces de toda la vid, y durante un tiempo fuisteis inseparables. Pasábais los días juntos cuando jóvenes y compartíais cada rato de tiempo libre del que podíais disponer. En algún momento, la amistad se enfría. Por los designios de la vida cada uno toma su camino y acabáis lejos el uno del otro. Pero los buenos recuerdos permanecen. Y gracias al avance de la tecnología podéis seguir en contacto aun estando a cierta distancia. Y lo mejor es que, cuando os reencontráis, es como si no hubiesen pasado los años. Todo sigue como se quedó la ultima vez que os visteis. Pudo haber algún desencuentro por el camino, pero los buenos amigos siempre están ahí, y siempre es agradable compartir un rato con ellos.

Shantae Half-Genie Hero es uno de esos buenos amigos. Es inevitable empezar a dar los primeros pasos en el juego y no acordarte de Bonk, de Havoc, de Sparkster, o incluso de Buster Bunny. La gente de WayForward pueden ser bastante irregulares cuando se refiere a juegos hechos por encargo, pero muy estables cuando se trata de dar forma a una nueva historia de la medio geniecilla nacida en la casa. El título inicial de la serie en 2002, Shantae, ya fue un ejemplo de buen hacer cuando salió, y al que le perjudicó salir en mal momento para una plataforma que ya estaba siendo reemplazada como era Game Boy Color. Las dos secuelas que vinieron después, Shantae: Risky’s Revenge y Shantae and the Pirate’s Curse, mantuvieron bien alto el listón de la franquicia. Y la actual entrega, nacida a partir de un Kickstarter que consiguió superar el doble de lo previsto, ha sabido evolucionar sin hacerlo. Y es algo tremendamente positivo.

El juego se ha simplificado con relación a las anteriores entregas al perder un desarrollo con cierta continuidad que recordaba bastante a los Wonder Boy de Compile, eligiendo para esta entrega un desarrollo mas clásico de mundos y fases más independientes. Eso si, cada una de las cinco fases es mucho mas grande de lo que pueda parecer, dado que si bien recorremos un tramo inicial siempre que llegamos al mismo, más adelante tendremos que volver a esos niveles y movernos por nuevos caminos a los que podremos acceder gracias a las tradicionales transformaciones que iremos adquiriendo a medida que avanza el juego. Transformaciones muy adorables todas (Ese monito… DIOS, LO NECESITO EN MI VIDA). Cada fase tiene una temática bien diferenciada, y el diseño de niveles acompaña perfectamente, con un toque muy clásico en ellos… Incluso para lo malo.

Vivimos en una época en la que los juegos de plataformas se alejan de las formulas clásicas para introducir mecánicas únicas y novedosas como el principal motor narrativo de los mismos en muchas ocasiones. Ha sido una forma de mantener vivo el genero más que loable y admirable, pero es verdad que esa búsqueda de refrescar la formula en los últimos tiempos siempre lleva a añorar la simpleza de antaño. Es ahí donde está a la vez el gran acierto y el gran fallo de Shantae Half-Genie Hero. Su jugabilidad y su diseño de niveles es muy clásico, y es agradable empezar a jugar y no tener ni un tutorial que nos ralentice a la hora de ponernos a dar saltitos. Pero arrastra ciertos detalles de las plataformas clásicas como podían ser las secuencias de plataformas a memorizar al milímetro, o fases con un gimmick que te retrae a una época en la que podias desearle lo peor a Treasure por ser tan cabrones. ¿Es ésto malo de por si? Realmente no, porque era algo de lo bonito que tenían los clásicos. Esa dificultad añadida de medir al milímetro y memorizar secuencias para no morir y tener que empezar de nuevo desde el principio. Pero es algo que puede echar para atrás muy fácilmente a jugadores poco pacientes o con poco tiempo. Por suerte, avanzando el juego, son secciones que al conseguir cierto elemento se pueden saltar fácilmente.

Estas fases las carga el diablo

Estas fases las carga el diablo

Visualmente todo acompaña a la perfección. Y es que el diseño de personajes y sus animaciones son, sencillamente, preciosos (Ese monito… DIOS, LO NECESITO EN MI VIDA). Todo está ilustrado y animado con un mimo que no deja de sorprender y agradar en ningún momento tanto por el colorido como por su fluidez. La cohesión de los graficos 2d con fondos y entornos tridimensionales se salda con una solidez sorprendente en la que nada canta en ningún momento. Evoca a una época en la que la simpleza visual acompañaba perfectamente al juego y en donde lo que destacaba era mucho más la intención que el objetivo, solo que aquí es todo tan bonito que no se le puede quitar mérito. El animar a mano incluso pequeños detalles que sólo van a salir una vez en escasos momentos del juego muestra el aprecio al detalle y el amor por el juego que los diseñadores y animadores han puesto en él. Y eso que todos los juegos de la saga han sido siempre visualmente solventes y atractivos, pero siempre estaban algo limitados en el sentido de que se diseñaron inicialmente para consolas portátiles. Shantae Half-Genie Hero ha sido el primero diseñado pensando en la sobremesa y la alta definición, y se nota.

El paquete completo lo tenemos con la banda sonora, que merece una mención especial. El juego aprovecha su marcado aspecto arábico en bastantes de sus secciones, pero en la banda sonora se permite ciertos lujos en algunas composiciones que no solo no desentonan nada, sino que vuelven a melodías enganchantes que acompañan perfectamente a la acción. De esas que acabas tarareando después de un rato, y que no te importaría escuchar de forma independiente en cualquier momento, acompañando un paseo por la calle. Incluso en momentos llegas a pensar que estas escuchando algo de la buena época de Konami puesto al día. La parte mala en lo que ha sonido se refiere son los diálogos. Estaba previsto que absolutamente todos los diálogos estuviesen doblados, pero el Kickstarter del juego no llegó a cubrir esa meta, con lo que solo ciertas partes tienen voz. Se hace raro escuchar solo una frase que lees en pantalla, y el resto quedarse en silencio. Una pena.

Hay previsto un DLC totalmente gratuito que te permitirá jugar con la archienemiga de Shantae, Risky Boots. Es algo que ya se intuye en la pantalla de inicio del juego, donde aparte de Shantae, se deja adivinar la silueta de Risky Boots, asi como de otro personaje mas. Un gran detalle por parte de WayForward de conceder este contenido extra de manera totalmente gratuita.


WayForward son los perfectos mercenarios. Trabajan en muchos títulos por encargo, con mayor o menor acierto, para poder pagar después el desarrollo de sus ideas originales. Shantae nunca ha sido una saga de las mas vendidas, aun contando con bastante cariño entre el publico y unas criticas siempre positivas. Pero la experiencia adquirida en ciertos juegos que se podrían considerar fiascos, como su extraña trilogía de Hora de Aventuras, con otros que han funcionado bien o han sido de buena calidad como Contra 4, DuckTales Remasterd, A Boy and His Blob, o Bloodrayne Betrayal, está claro que les ha servido para poder afinar aun mas un juego bastante redondo como es este Shantae Half-Genie Hero. Hoy en dia escasean los juegos de plataformas que solo quieren ser eso, plataformas. Saltos continuos de corte clásico sin ninguna mecánica mas complicada que otra, que evoca siempre una época en la que la diversión pura y dura era lo primero, sin importar que el envoltorio fuera de menor o mayor calidad. Solo que, además, aquí está todo muy cuidado y presentado de forma preciosista. Es un juego al que da gusto jugar, y volver a jugar, porque es como un buen amigo. Siempre es agradable volver a compartir un buen rato con el.