Take Two presenta Private División, un nuevo sello para videojuegos indies

Y ya vienen con regalitos debajo del brazo

Take-Two Interactive Software ha anunciado la formación de Private División, un nuevo sello de publicación que busca reunir a los mejores veteranos de la industria y comprometerse a ofrecer los mejores títulos independientes de las más reputados estudios del sector. Private División buscará centrarse en ofrecer todo el soporte posible a los desarrolladores indies para lograr que sus producciones y videojuegos lleguen a los mercados de masas y sean éxitos en el público y la crítica.

Hemos pasado la mayoría del tiempo de los dos últimos años creando el suelo perfecto para el que asentar Private División, construyendo un sello de edición impecable y firmando proyectos con algunos de los talentos y estudios creativos más importantes de nuestra industria. Somos conscientes del número de estudios independientes que está floreciendo en nuestra industria y de la alta calidad de los videojuegos que están produciendo, las nuevas licencias que se están creando y de nuestro interés en apoyar este tipo de desarrollos y proyectos y de ofrecer como fin último experiencias increíbles de juego a los usuarios de todo el mundo

— Michael Worosz, vicepresidente senior y máximo responsable de la publicación de títulos independientes en Take-Two

No es que se apunten al carro de Devolver Digital, por poner un ejemplo, más bien es todo lo contrario. Buscan títulos de los estudios relativamente grandes con cabezas reconocibles al frente que decidieron cambiar de rumbo. Por ejemplo y que se sepa por el momento tienen a Tim Cain y Leonard Boyarsky, creadores de Fallout, preparando el próximo RPG de Obsidian Entertainment; también a Patrice Désilets, el de Assassin’s Creed, se ha subido a este carro con sus compañeros de Panache Digital Games y ese Ancestors: The Humankind Odyssey que llevan tiempo desarrollando; la obligada ración de nórdicos la aportan los suecos de The Outsiders y su Project Wight, que dirige David Goldfarb después de haber trabajado en Battlefield y en Payday; finalmente, V1 Interactive tiene en el horno un FPS de ciencia ficción que le servirá a Marcus Lehto para seguir por el camino que empezó con Halo. Esa prometedora alineación se completa con los mexicanos de Squad, los de Kerbal Space Program, que Take-Two compró en mayo.

Private División tendrá sus oficinas principales en Nueva York, si bien tendrán representación en Seattle y Munich, y seguirán respondiendo ante Take-Two Interactive Software como sello editorial

Deja un comentario

avatar
no hay comentarios