#LDGC38: El último día viene con los juegos termiandos

Gamika Homecoming

Siempre que llega este día, el ultimo de la Ludum Dare Gran Canaria, se te mezclan en el cuerpo todas las sensaciones habidas y por haber. El día comienza con resaca, por supuesto. Pero también empieza con emoción y ganas de ver los juegos ya funcionando, en nuestro caso. En el caso de los participantes el Domingo arranca con prisas, porque el trabajo que les queda es duro por delante. Aunque se supone que ya el domingo es el día para probar y jugar, en esta edición están apurando hasta el último segundo posible para ampliar su prototipo, con los problemas que eso acarrea. Ese día bien temprano por la mañana, y después de un desayuno super fuerte, pusimos rumbo a Coworking B de la SPEGC. Alegres porque por fin podremos jugar lo que se ha estado viendo durante estos dos días, pero tristes porque sabemos que a la tarde tendremos que levantar anclas. 

Nuestra llegada al recinto no podría ser más sorprendente. Se ve que los chavales eso de dormir no tienen claro cómo funciona y varios de los grupos pernoctaron en sus casas trabajando a destajo. Si bien esta práctica no está penalizada en la LDGC, faltaría más, si que no la recomiendan los mentores porque el agotamiento es un arma de doble filo. Fuera como fuera nosotros nos alegramos de poder ver muchas cosas en movimiento desde tan temprano. Bueno, no es que llegáramos temprano pero vosotros nos entendéis. 

Si en el articulo que hablábamos del sábado comentamos prototipos de conceptos locos, o preocupados por el medioambiente, los que hemos podido probar hoy está un escalón por encima. Es más, es la primera vez que puedo jugar un RPG por turnos en una Ludum Dare. Algo tan sencillo podría pasar desapercibido pero en realidad el juego es tan bueno que solo podría recomendar jugarlo un sábado por la noche con cuatro amigos. Si, es multijugador local para cuatro. ¿A qué ahora sí estás flipando? Hablamos de juegos que están desarrollados en 20/25 horas prácticas y que algunos han tenido tiempo para adaptarlas a las Google Cards Board, haciendo que sus juegos sean mucho más inmersivos. Incluso algunos ha jugado con la narrativa en primera persona para contarnos una historia intimista y cercana a la realidad que preocupa a muchas familias en estos días. Sabemos que en cada edición el nivel general sube un peldaño más, pero nunca nos dejará de sorprender la imaginación de los participantes.


Por desgracia, el tiempo pasa volando y a las 17:00 hora Canaria, llegaría la hora tope para los equipos. Los mentores y organizadores daban el Stop y llegaría el momento de probarlos por última vez, de que todo esté en su sitio y empezar a prepararse para las presentaciones. Si te las saltaste y no pudiste estar, como siempre, puedes pasarte por el canal de Youtube de la LDGC y ver las presentaciones. Que ya son todo un ritual de la sorpresa, el humor y el buen hacer de los participantes.

16 juegos, 16 Grupos de desarrollo. Récord de participantes presenciales. Récord de Asistencia telemática. Tendencia nacional durante todo el viernes. Juegos que superan la expectativa cada edición, y esto tiene pinta de ser un no parar. Cada edición, lo que pasa en la #LDGC es increíble. Y eso que aun no te hemos hablado de los juegos. Para poder hablar de todos ellos con la calma que se merece, le vamos a dedicar un articulo especial. Hablaremos de los grupos de desarrollo, sus nota de prensa y sus juegos. Sacaremos los últimos comentarios y como fueron esas presentaciones. Los nervios, la emoción, los juegos que se atascan y los últimos comentarios de los Mentores y la organización. Todo esto para dar el broche final a nuestra cobertura especial.  Por el momento, esta es la última crónica desde la Ludum Dare Gran Canaria. Pero tranquilos, que en agosto tenemos otra. Allí nos vemos.