La (Re)Conquista del espacio Parte 1 – 1980/1999
A piloto diestro, no hay mar siniestro

Artículo

El mundo del videojuego, siempre ha tenido una ambientaciones que suelen funcionar muy bien, y de la que me declaro totalmente enamorado: Los simuladores espaciales. Ya desde pequeño con mi ZX disfruté de muchos títulos de calidad para la época, y aprovechando ahora que parece que el género está nuevamente in vogue gracias a juegos como Star Citizen o el Elite: Dangerous, creo que podemos hacer todos juntos un ejercicio de retrospectiva .

Tenemos referentes que se han quedado marcados dentro del mundo, ya no solo del videojuego, sino que además son parte de la cultura general de cualquier persona de a pie. Space invaders o Asteroids son un ejemplo que, desde bien temprano, intentamos ver las estrellas a través de una pantalla. Pero sería realmente en la década de los 80 cuando el género despuntaría del todo. El ordenador personal estaba empezando su particular conquista de los hogares junto con las consolas de la llamada “segunda generación“. Las Atari 2600, la Odyssey o la Colecovision se encontraban cada vez más en el salón de nuestras casas y el mundo estaba siendo cautivado por Pac-Man.

Tendríamos que esperar al primer juego en 3D al que  todavía le faltaría un tiempo para que llegara, y el concepto general de los juegos de principios de década eran simples, basados en habilidades y como mucho de un par de horas de duración. Por suerte para nuestra historia, la década no terminaría sin el primer simulador espacial en 3D.

El espacio, oscuridad y luz

Sobre el año 1984, David Braben e Ian Bell desarollarían Elite, no solo siendo el primer simulador espacial en 3D, sino que además también era el primer mundo procedural. Debido a las obvias limitaciones de almacenamiento de la época, el mundo se genera constantemente y solo quedaría guardado como una fórmula matemática que luego el juego replicaría cuando el jugador revisitara el mismo sitio.

El juego originalmente fue lanzado solo para la BBC micro y mas tarde para otras plataformas como PC. Si te consideras un aventurero y te quieres meter en vena el espíritu de los 80 aquí tienes un emulador con todo lo que necesitas.

Durante la misma década, salieron otras muchas joyas del género. Una a destacar podría ser StarGlide (1986) y su secuela StarGlide 2 (1988), programados por Jez San y desarrollados por Argonaut Software. El juego te recordaba inevitablemente a los CoinOP de Atari basadas en Star Wars. Se trataba de un juego de movimientos rápidos de gráficos coloridos y vectores en forma de alambre.

Antes de dejar la década tenemos que recordar también el Space Rogue (1989) por ser el primer nominado a juego del año del género. Superó todos los juegos anteriormente citados al añadir elementos RPG a la experiencia sumada de los 3 anteriores.

Ahora, demos el salto a 1990 y lo vamos a dar con el rey indiscutible de la década: Wing Commander. Fue el que daría el siguiente paso a sus predecesores de los años 80, desarrollado por Chris Roberts (este nombre saldrá muchas mas veces). Los juegos se beneficiaron de gráficos de ultima generación, superando a los modelos de alambre de sus predecesores, así como la mecánica de negociación, naves personalizables, diferentes interfaces para diferentes modelos de naves o incluso la formación en simuladores que hacía que no te lanzaras al espacio sin saber que estás haciendo, lo que viene a ser llamado hoy en día como “tutorial”. 

Uno de los problemas más marcados de este género de juegos, y que incluso se sigue notando después de casi 30 años, es la interfaz.

Uno de los muchos cuadros de mando en Wing Commander.

Teniamos exactamente el mismo problema que podría tener un conductor de un Honda civic de 2008 ¿Como se supone que vas a ver a Alguien con ese alerón ?

No todos los juegos de la década de oro de los simuladores espaciales sufren de este mal, Frontier: Elite II tiene una interfaz mucho mejor diseñada y más espacio para admirar el mundo exterior.

Gran juego, pero que le costaba hacer el universo oscuro

Por desgracia, no había mucho que admirar en estos juegos. Eran anticuados en comparación a los de Wing Commander y  la verdad es que no estaban libres de bugs y cuelgues.

La década de oro de los simuladores no estaba más que empezado, prueba de ello, es que desde Microsoft se dieron cuenta rápidamente y en 1994 lanza el Space Simulator, basado en el célebre Microsoft Flight Simulator. El título ofrecía una experiencia más realista hasta la fecha de pilotaje espacial, vuelo espacial e incluso paseo espacial. El título implementaba conceptos de astro dinámica y de mecánicas celestes, consiguiendo que las dinámicas fueran terriblemente realistas. Por desgracia, esta saga no contó más que con una entrega, si descontamos las diferentes modificaciones realizadas por la comunidad de usuarios, que aún se mantiene activa.

Durante esta época, llega con fuerza una franquicia que ayudará a definir mas aun el género, una franquicia a la que los juegos de simulador espacial le deben mucho y que además le sientan divinamente bien. Star Wars X Wing, es, y lo digo ya, uno de mis juegos del genero favoritos. No recuerdo exactamente la cantidad de veces que me lo pase pero si que le dedique una cantidad increíble de horas, basándose en proyectos más clásicos como Star Raiders (1979), LucasArts y los chicos de Totally Games crearon en 1993 el título con el que compararían todos los futuros videojuegos de simulación de combate espacial.  X-Wing es ya toda una leyenda en lo que a combate espacial se refiere, y un título que todo aquel que guste de la saga creada por George Lucas, debería probar. Motor gráfico completo en 3D, música adaptativa MIDI y una historia que transcurre de manera paralela a los acontecimientos del Episodio IV, son sólo algunos de los argumentos que podríamos esgrimir para convencernos de que este título debe ser probado. ¿A qué estáis esperando?

hw2

Justo antes de que la década de los 90 terminara, saldría uno de los juegos ambientados en el espacio esenciales de todo el género. La quinta esencia de la estrategia espacial en tiempo real. HomeWorld (1999) es todo un icono del género, que además se convirtió en  el primer título de estrategia en tiempo real (espacial, o no) en hacer gala de un motor gráfico completo en 3D. Obra de los chicos de Relic Entertaiment, HomeWorld es otra parada obligada para los que quieran introducirse en la estrategia en el espacio. Además de contar con una narrativa de quitarse el sombrero.

Finalmente no podemos dejar la década sin pasar por X: Beyond Frontier (esta palabra gusta mucho en el género) Desarrollado por Egosoft y publicado por THQ. Este juego y el  nacimiento de EVE online de CCP serían los que se encargarían de mantener vivo el género durante los dolorosos 2000 , pero eso ya es otra historia. 


Deja un comentario

avatar
Ordenar por:   nuevos | viejos | mejor valorados
blade75
Invitado

Hola

Se agradecen este tipo de artículos donde uno puede conocer la historia y evolución de los simuladores espaciales. Recientemente he adquirido el Star Citizen, el mayor (con perdón de EVE) simulador espacial para cuando salga. Esperando unode este juego. Un saludo 🙂

 

_-Caleb-_
Invitado

Felicidades por el artículo, está muy bien, me quedo pendiente de leer la continuación, a ver qué sale de los dosmiles hasta star citizen 🙂

¡Saludos!

Prunell
Editor

Hay una historia muy influyente e importante detrás de los nuevos juegos de simulación espacial. Está muy bien el artículo y esperaré a las siguientes expansiones 🙂

Yeray Corujo
Miembro

homeworld se ha convertido por derecho propio en uno de los juegos que tengo en el podio: una historia que podria ganar un oscar, una jugabilidad tremenda, y unas batallas espaciales que ya quisiera cualquier peli del genero. gran articulo.

wpDiscuz