Analisis: sobreviviendo a H1Z1
Quiero más zombies, bueno, sólo unos pocos más

Análisis

En los últimos años se ha visto un aumento considerable de la temática “zombie” en el cine, teatro, series de televisión y, como no, en los videojuegos. Tanto que existe una saturación de lanzamientos en este sector: DayZ, Infectation, State of Decay, 7 Days to Die, How to Survive y un sinfín de juegos de la misma categoría. La gran mayoría han caído en el olvido ya sea por la monotonía del mismo o por sus limitadas opciones. Esto sin contar la gran cantidad de bugs, glitches o fallos en ingeniería gráfica que tienen algunos de ellos.

Aun así muchos de los juegos de corte survival horror han mejorado dentro de su rango y han conseguido ser un poco más aceptables y jugables. En este análisis hablaremos de un cambio importante dentro del H1Z1 Just Survival de los desarrolladores DayBreak Game Company. Recientemente el juego recibió una actualización muy importante, mejorando notablemente la experiencia para el jugador. Aunque existen opiniones de todo tipo: los fans de esta saga creemos que este cambio nutre al juego, otorgándole más vida y jugabilidad, y los no tan fans, creen que esta actualización es un sacaperras y no aporta nada al juego.

Analizaremos el antes y el después de esta actualización para sacar algunas conclusiones.

H1Z1 JUST SURVIVE

Dentro del H1Z1, existen algunas características que hacen que el juego se diferencie del resto. Empecemos hablando de su sistema de SandBox, que hace que el título no solo sea solo un Survival. Podemos crear estructuras, trampas, edificaciones, alambre de espino, torretas y hasta un centro de vigilancia. Con esto el juego se convierte en una autentica locura defensiva. El nivel de tensión al que se somete el jugador es elevado, no tanto por la cantidad de zombies que podemos encontrar, sino por los jugadores que pueden asaltar la fortaleza, robarnos o eliminarnos sin piedad. Esto es un punto en contra en el juego ya que no está nivelado. Y un plus que podemos otorgarle al juego es la cantidad de objetos que existen, que podemos craftear para crear un sinfín de objetivos únicos. Esta opción añade al juego más opciones sin tener que matar a nadie ni a nada constantemente.

Para la gran mayoría de los jugadores la inteligencia artificial es un requisito indispensable para que el juego sea realista. En este caso los zombies tienen una inteligencia bastante aceptable. Para matarte o encontrar la forma de acceder al lugar donde estés harán lo posible, hasta correrán detrás de tuyo. Es verdad que en el juego se ha podido ver que la ingeniería del servidor responde a la cantidad de jugadores por área, es decir, cuantos más seamos en un mismo sitio, más cantidad de zombies llegan al sitio donde estés. Por el contrario, si vas solo por el mapa, encontraras a muy pocos o ninguno. En las zonas más importantes del juego, como son las ciudades o los edificios, los encontraremos en masa custodiando las mejores armas o vehículos.

En su calidad gráfica el juego no destaca especialmente. Los gráficos son repetitivos en todo el mapa y la calidad de los objetos tampoco destaca. Los paisajes, edificios, zombies y los vehículos parecen que están sacados de un mismo paquete de diseño. En cierto modo los gráficos no ayudan al jugador a imbuirse en el juego. Pero, como en la mayoría de los juegos actuales de terror, el sonido es un punto a favor en el juego, donde nos helamos de miedo al oír crujir una hoja en mitad de la ciudad o al arrastrar los pies y gruñir los zombies a lo lejos. En este aspecto el juego sí ofrece una característica que nos introduce aún más en el modo supervivencia, ya que así parece algo más creíble y nos introduce realmente en el concepto de “survival”.

Sin embargo, la inteligencia artificial animal es demasiado agresiva o a veces indestructible, con una simple mordida moriremos en el acto. Un oso o un lobo que nos vea a lo lejos nos perseguirá hasta que muramos de aburrimiento, disparándole con un arma potente podremos acabar con ellos si tenemos puntería. El juego tiene su contrapartida con los alces o los conejos que son meramente atrezo dentro del juego.

Ya que el H1Z1 es un survival, tendremos también hambre, cansancio, sed, y todo esto lo engloba el juego con la pantalla “modo confort”. Por lo tanto no todo es sobrevivir a base de quitarnos a los jugadores y los zombies de en medio, tenemos también que sobrevivir como jugador. Esto nos fuerza a buscar constantemente por el mapa la manera de sobrevivir.

La contrapartida del juego viene ahora: desgraciadamente la cantidad de bugs, glitches y hackers en el juego son inmensos. Podemos ver gente volando, jugadores invencibles o súper fortalezas que tardaríamos meses en construir. No obstante la empresa desarrolladora Daybreak ha anunciado que acabará con este tipo de problemas, ya que con esto el juego es casi imposible jugarlo. Esto obliga al jugador a meterse en servidores de muy poca gente, llegando a ser muy monótono y aburrido, lo que a la larga, termina llevandonos a no jugar y dejar en el olvido a este título.

Nosotros aconsejamos a los noobs, que para sobrevivir en el juego, entren a jugar con alguien más. En muchos foros de H1Z1 se busca gente para los clanes y, de esta manera, el juego es mucho mas entretenido y ameno. Aunque si tu fuerte es jugar solo solamente puedo deciros: buena suerte.

La pregunta final: ¿me compro el juego?

Si no has jugado nunca a ningún juego de zombies: te lo recomendamos. A diferencia de otros juegos del mismo tipo este está más optimizado y no verás fallos graves. Los controles son bastante aceptables, incluso hay gente que solo juega con gamepad, y por unos 20€ que sale actualmente en Steam (cada uno), es un juego que puedes echarle horas. Es bastante entretenido y no es muy difícil que encuentres a alguien para defender tu fortaleza o atacar otra fortaleza enemiga.

H1Z1 KING OF THE KILL

En el pasado histórico del juego existían dos modos online. El primero es el survival, donde nos encontramos en un punto del mapa y -ala- a sobrevivir como podamos. Y el segundo es el Battle Royal donde normalmente nos lanzan al mapa a más de 100 personas con el único objetivo de quedar primero. El último que quede en pie recibirá un suculento premio. Eso sí, tienes que ir escapando de un gas tóxico que va cercando a los jugadores, quedando finalmente todos en un mismo sitio.

Pero recientemente DayBreak, ha dividido este formato de juego arcade en el H1Z1 King of the Kill, siendo de pago para los nuevos jugadores y gratuito para los que ya lo teníamos en una primera salida al mercado del juego. Aunque este cambio no aporta nada nuevo al juego se denota que los creadores han querido separar la supervivencia con un modo más arcade, que finalmente se ha convertido en un exitoso concurso internacional y casi rozando el modo E-Sport con premios bastante elevados de más de 250.000$.

Para jugar con tu clan o equipo y pasar horas de tensión, este es tu formato de juego. Las armas en el mapa están por duplicado y encontraremos de todo en todos los sitios, siendo tremendamente entretenido y añadiéndole al juego algo de tensión extra. Cómpralo y coméntanos que te ha parecido este survival.

hp67dh6j

 


Deja un comentario

avatar
wpDiscuz